Clínica Torre Mercedes

unión de ciencia y arte...

Onicomicosis (hongos en las uñas) tratamiento laser.
La onicomicosis afecta aproximadamente del 3% al 4% de la población. Los hongos en las uñas de pies y manos constituyen una de las infecciones más comunes en gran parte de la población mundial, y los tratamientos utilizados hasta ahora para su curación no garantizan ser la solución al problema.

Los medicamentos tópicos y orales antifúngicos combinados con un tratamiento de larga duración (2 a 18 meses), pueden provocar daños a nivel hepático, insuficiencia renal, anemia, trombocitopenia, neutropenia, alteraciones gastrointestinales y alopecia, entre otras enfermedades.

Se ha comprobaron la efectividad del láser Neodimiun YAG de 1064, para la erradicación de la onicomicosis en pocas sesiones y sin ningún efecto secundario.

La efectividad del tratamiento de acuerdo algunos estudios es hasta de un (95%) con erradicación completa de la infección fúngica en manos y pies comprobada por cultivo y el 5% restantes que aún presentaba la infección se les realizó nuevamente el procedimiento, obteniendo un 100% de erradicación de la infección.
 

Pasos del procedimiento de Onicomicosis

WhatsApp Facebook Messenger



  • Recolección de muestras de la placa ungueal y limpieza a fondo de la uña para remover toda clase de contaminantes.
  • Desgaste previo con limado de las uñas gruesas para lograr una mejor penetración del LÁSER Nd:YAG de pulso largo y de longitud de onda 1064 nm.
  • Aplicación del rayo LASER en toda la placa ungueal.


El tratamiento de onicomicosis consiste en varias sesiones  con una semana entre sesiones. Incluye la irradiación de todas las uñas del miembro afectado, teniendo en cuenta que las demás uñas podrían tener una contaminación solapada y provocar una reinfección a corto plazo.

Este procedimiento no requiere ningún tipo de anestesia, ni antibiótico, ni analgésico postoperatorio.

Finalmente, con la intención de prevenir la reinfección en pacientes susceptibles, se recomienda un cambio en los hábitos higiénicos y de calzado además de la aplicación de fungicidas de uso local en forma de laca .

Se recomienda control cada tres meses hasta cumplirse un año, para evaluar la erradicación total del hongo.